Buscar
  • Galo Aguirre

DECISIONES EMPRESARIALES PARA ECONOMÍAS EN RECESIÓN



Es común que en economías en auge, el incremento de las ventas genere en los empresarios una ilusión de poseer una empresa sólida (aunque no sea así necesariamente), provocando que éstos guíen sus decisiones de manera emocional dejándose llevar por la bonanza del momento. Es así que muchos empresarios por exaltación, incorporan nuevas líneas de negocio con baja contribución marginal, incrementan el personal de manera desmesurada, realizan fuertes inversiones sin conocer con certeza los retornos de las mismas, dejando como resultado empresas vulnerables a cualquier contracción del mercado.


Por otro lado, también son normales las variaciones en los ciclos económicos, es así que, después de la bonanza vienen las recesiones, luego nuevamente la bonanza y así el ciclo se repite indefinidamente; entonces salen a la luz las ineficiencias de las empresas como: sobreendeudamiento, niveles de gasto elevados, falta de control de créditos, unidades de negocio que generan pérdidas, entre muchas otras ineficiencias consecuencia de la falsa ilusión. Entonces surge la necesidad de tomar decisiones acertadas, eficientes y oportunas para evitar problemas mayores. A continuación detallaremos algunos de los elementos que deben ser analizados para rectificar el rumbo de la compañía.


ANÁLISIS DEL MERCADO

En muchos casos puede parecer que todo el mercado está contrayéndose, cuando en realidad la participación de nuestro negocio es la única que está empeorando. Por ello, es necesario dejar de lado las meras percepciones y analizar de manera técnica que sucede en el mercado en el que participa la empresa. Una vez identificada la fuente de los problemas en las ventas, es necesario tomar decisiones estratégicas, las cuales deben ser dinámicas para que, en caso de cualquier eventualidad la empresa pueda reaccionar de manera oportuna evitando mayores problemas.

En la mayoría de casos los problemas externos a la compañía se ven agravados por los problemas internos de la misma, incluso dificultades menores generadas por el mercado pueden convertirse en la peor pesadilla para una empresa inestable; por ello es relevante realizar una autoevaluación para determinar desaciertos de la empresa y así poder determinar estrategias integrales que permitan combatir varios frentes.


EVALUACIÓN DEL NEGOCIO

En primera instancia es necesario contar con buena información de la compañía, esto permite evaluar el desarrollo histórico de la misma y comprobar los efectos de decisiones posteriores en su desenvolvimiento. Una fuente de buena información puede ser en muchos casos mejor que una reserva de capital, pues al conocer el funcionamiento exacto de la empresa y las consecuencias de diferentes medidas gerenciales sobre el desenvolvimiento de la misma, estaremos en la capacidad de tomar decisiones conociendo con certeza los resultados de las mismas; por otro lado al poseer una reserva de capital y no saber cómo utilizarlo podríamos estar empeorando la situación de la compañía o simplemente desperdiciando esos recursos en gastos innecesarios.

Para muchos empresarios el tener abundante información puede parecer inútil, o ineficiente por la cantidad de recursos que se debe destinar para la generación de dicha información y el poco uso que se termina realizando con la misma; precisamente, en este punto es donde aparece la necesidad de tener un modelo financiero. El modelo financiero es la única herramienta capaz de procesar toda la información generada por la compañía permitiendo vincularla entre sí, de tal manera que se puede analizar el desarrollo de la compañía a través de índices, gráficos y cifras. Así se podrá entender cómo decisiones anteriores han afectado el desarrollo de la compañía.

Una vez identificada la fuente o fuentes de los problemas es necesario determinar las estrategias para mitigar dichos problemas, es necesario dejar de lado las emociones y cuantificar las verdaderas consecuencias de estas estrategias, para ello es importante contar con un modelo financiero dinámico, esta es la única herramienta que nos permitirá incluir todas las variables que consideramos relevantes y conocer efectos de modificar las mismas.


HERRAMIENTAS DE ANÁLISIS

Muchos modelos financieros o herramientas de contabilidad pueden analizar la información histórica de la empresa al mismo nivel que lo hace el modelo financiero diseñado por AAA, incluso algunos ofrecen la capacidad de realizar proyecciones de los estados de resultados; sin embargo ninguno de estos sistemas es dinámico ni tiene la capacidad de realizar la proyección del balance general.

Un modelo dinámico permite a los empresarios, en cuestión de segundos, conocer cuál es el efecto exacto de sus decisiones. Otra de las principales ventajas del modelo financiero, es poder proyectar los balances generales, de esta manera los tomadores de decisiones de la compañía podrán conocer con certeza cuál será la liquidez de la misma, siendo esta la bondad más grande del modelo financiero, pues en muchos casos un incremento de las ventas puede resultar más perjudicial para la empresa debido a la necesidad de capital de trabajo generado por dichas ventas.

Incluso con el análisis a través de un buen modelo financiero, son varios y diferentes los problemas que se pueden evidenciar en la empresa, por lo tanto también serán diferentes las estrategias y políticas que se deban aplicar a cada necesidad. Incluso para un mismo problema las soluciones también pueden ser diferentes, por ejemplo: para algunas empresas con problemas de gasto excesivo, su solución puede limitarse a cambiar de proveedores, para otras empresas será necesaria una reducción de personal o tercerizar ciertos servicios, y para otras su solución será la renovación de maquinaria y equipos. En fin, son diversos las posibilidades de mitigación de los problemas, por ello junto con la evaluación de la empresa es necesaria un equipo de expertos.

No hay que olvidar que en algunos casos es mejor retroceder para agarrar viada; si a través del análisis y evaluación del negocio se identifican líneas del negocio o productos que generan pérdidas para la empresa o que su contribución marginal es mínima, en momentos críticos como una contracción del mercado, será preciso suspender dichas actividades, hasta que la economía se recupere. Así podremos ampliar nuestro catálogo de productos o servicios, cuando se haya recuperado el control de la empresa.


EVALUACIÓN Y SEGUIMIENTO

Una vez identificados los problemas y seleccionadas las mejores estrategias para mitigarlos, se deben establecer los procesos o líneas de acción que permitirán alcanzar dichos objetivos, para ello es necesario socializar con los jefes o responsables de cada proceso, cuál es la estrategia principal de la empresa. De esta manera cada jefe estará en la capacidad de transmitir las necesidades de la compañía a su equipo de trabajo y obtener mejores resultados que si cada equipo trabajara en una estrategia por imposición, sin entender la importancia de su labor en el resultado de la empresa.

Puesto que se han definido las líneas de acción para alcanzar los objetivos planteados, y cada línea de acción tiene una meta cuantificable, es necesario dar seguimiento y evaluar el proceso continuamente, para ello se pueden realizar reuniones mensuales con el equipo de líderes de proyectos para examinar los resultados observados.

Al contar con un modelo financiero es posible visualizar cuáles serán los efectos a largo plazo de los resultados observados, de esta manera las reuniones mensuales de evaluación serán más fructíferas permitiendo que cada líder de proyecto visualice la importancia de su gestión.

Un seguimiento continuo permite a los empresarios realizar decisiones oportunas en caso de que las metas planteadas no se estén cumpliendo; sin importar que tan buena sea la planificación, el seguimiento es la pieza clave para que todos los objetivos planteados se cumplan con éxito.


ANTICIPARNOS AL MERCADO

Una vez que hayamos solucionado los problemas o identificado el proceso para solucionarlos. Tenemos que modelar las posibles situaciones que el gobierno o el mercado genere en nuestra empresa, de tal manera que se pueda desarrollar diferentes planes de contingencia para cada escenario. Contar con un plan de contingencia puede ser la diferencia entre cerrar las puertas del negocio o acoplarnos de manera eficiente a las nuevas condiciones del mercado y seguir funcionando.

Nuevamente recalcamos la importancia de contar con un modelo financiero, este es único dispositivo que permite visualizar de manera dinámica las consecuencias de nuestras decisiones, o de cambios en el mercado, sobre el desenvolvimiento de la compañía. Contar con esta herramienta nos permite ser reactivos para problemas que ya los tenemos o ser proactivos para problemas que visualizamos en el futuro.

1 vista
Logo Investment Banking Julio-2020 (6).p

Fundada en 2012, Asesores Advantage Consulting "AAA" es una firma  especializada en desarrollar estrategias de expansión, M&A, obtención de financiamiento alternativo, reestructuración de empresas, y finanzas corporativas dirigidos a cualquier tipo de empresa, sin importar su tamaño y complejidad.

SERVICIOS

  • 60
  • 53
  • 57

ACCESOS

DIRECTOS