Buscar
  • Sebastián Yépez

¿La pandemia está creando zombies?

Actualizado: jul 22


De acuerdo con la teoría clásica: En una economía saludable, las malas compañías mueren mientras las buenas compañías las reemplazan; de igual manera las nuevas industrias surgen mientras de que las viejas se desvanecen. “Las empresas Zombies” es un término que ha ganado relevancia en los últimos meses y se refiere a empresas que subsisten en base a los créditos que reciben, a pesar de no generar suficientes ganancias para cubrir los intereses de sus deudas. El número de tales empresas ha aumentado constantemente en los países desarrollados durante los últimos 20 años. La principal razón, presumiblemente, son las bajas tasas de interés establecidas por los gobiernos que permiten a estas empresas mantenerse con dinero prestado a pesar de su ineficiencia.


Los expertos consideran a las empresas zombies un problema por dos razones. Primero, tienden a ser menos productivas; una empresa que puede sobrevivir pidiendo prestado en lugar de encontrar formas de aumentar las ganancias puede volverse complaciente e ineficiente. Esto podría no ser un problema si otras compañías más eficientes pudieran tomar su espacio en el mercado. Y segundo, porque tienden a desplazar a las empresas saludables en términos de acceso a recursos. Las empresas zombies tienden a consumir recursos escasos (personal, edificios de oficinas y capital), además, que mantienen estrechas relaciones con instituciones de financiamiento o poseen activos que se revalúan a un ritmo mayor que el costo de financiamiento lo que les permite expandir su contratación de deuda y, por lo tanto, dejan menos para compañías saludables. La consecuencia de dichas políticas resulta en un gobierno proliferador de empresas ineficientes que no da espacio a nuevas empresas con procesos más eficientes.


En un contexto donde la mayoría de las economías optan por aplicar políticas que promuevan la recuperación del sector empresarial y prevengan las quiebras masivas, varias economías desarrolladas han optado por expandir las facilidades impositivas y proporcionar financiamiento con tasas de interés mas bajas. Si no se identifica la eficiencia de los recursos prestados y se enfoca a las empresas más eficientes, se podría estar fomentando la creación de mas “empresas zombies”.


Las compañías zombies han empeorado la situación al aprovechar los rescates prometidos por el gobierno y las facilidades de pago de los bancos y otras instituciones financieras. Lo que ya era un problema antes de la aparición de Covid, se está transformando en una pandemia entre empresas que han sido rescatadas y que se mantienen funcionando por las facilidades a las que pueden acceder. Las empresas con deudas en niveles ya sin precedentes al comienzo de la crisis han aprovechado la oportunidad de hacer uso de estas generosas ofertas de alivio en circunstancias en las que ya eran adictas a la droga del sobreendeudamiento.


La reducción de las tasas de interés y otras condiciones de mercado extraordinariamente comprensivas han abierto la puerta para que las compañías zombies aprovechen la situación e incurran en créditos adicionales al otorgar préstamos a tasas de interés bajas. Lo que se les ofreció fue una mezcla legal de deuda adicional, tasas de interés más bajas y la oportunidad de excavar en un agujero aún más grande.


El economista jefe del Deutsche Bank, Torsten Slok, reconoció que los programas de préstamos de la Reserva Federal eran económicamente necesarios, pero le preocupaba que pudieran interferir con el proceso de destrucción creativa. Y ese es otro efecto derivado de las facilidades de financiamiento en mercados desarrollados. La facilidad para adquirir deuda barata fomenta en algunos casos que no se desarrollen procesos de innovación.


Fuente:

https://www.bloomberg.com/opinion/articles/2020-07-16/wall-street-sets-high-stakes-for-next-fiscal-stimulus

0 vistas