Buscar
  • Daniel Arteaga

VALORACIÓN DE EMPRESAS


En la actualidad son muchas las personas que invierten en diferentes actividades. Todos los inversionistas tienen la expectativa de que su inversión crezca, para que en el momento de la venta, el valor adicional que reciban compense al menos el riesgo que estaban asumiendo el momento de invertir.


Junto con el desarrollo de los mercados y el crecimiento de fusiones y adquisiciones observado en los últimos años, la carta de presentación de una empresa también ha cambiado. Hoy en día la capacidad de una empresa de crear valor para sus accionistas y la cantidad de valor generado son las únicas medidas para juzgar a la misma.

Por lo tanto para realizar una buena inversión o conocer la imagen que estamos presentando a los inversionistas, es necesario conocer el valor de la empresa; por estos motivos la valoración de empresas se ha transformado en el indicador más importante en el mundo financiero.


La valoración de empresas trata de determinar el valor intrínseco de un negocio pues mide el verdadero rendimiento de una empresa, al tomar en cuenta los resultados que se obtendrán a futuro, considerando todas las variables para el desarrollo de la empresa como el de la industria en la que participa.


De manera específica los motivos para valorar una empresa son varios, pueden ser internos, es decir la valoración está dirigida a los gestores de la empresa y no para determinar su valor para una posterior venta. Los objetivos de estas valoraciones pueden ser los siguientes:

  • Conocer la situación del patrimonio

  • Verificar la gestión llevada a cabo por los directivos

  • Establecer las políticas de dividendos

  • Estudiar la capacidad de deuda

  • Reestructuración de capital

  • Herencia, sucesión, etc.

Las razones externas están motivadas por la necesidad de comprobar y demostrar el valor de la empresa ante terceros. Normalmente se tiene la finalidad de:

      Private Equity

      Deuda

      Mezzanine

  • Para fusiones y adquisiciones.

Existen diferentes métodos de valoración de empresas, sin embargo, los correctos son los que utilizan el descuento de flujos de efectivo futuros, porque consideran a la empresa como un ente generador de estos flujos, por lo tanto, su patrimonio y su deuda son valorables como otros activos financieros.


Las valoraciones por flujos de efectivos tienen 5 etapas:

  1. Proyectar el estado de resultados

  2. Proyectar el balance general (este debe incluir las inversiones de capital que se realizarán en el futuro)

  3. Calcular los cambios en capital de trabajo, diferencia entre activos y pasivos corrientes (para esto es necesaria la proyección del balance general)

  4. Identificar el Flujo de Caja Operacional “Libre” de cada año proyectado (EBITDA – Impuestos – CAPEX – Cambios en Capital de Trabajo)

  5. Descontar los flujos de caja operacional y una perpetuidad utilizando la tasa del Coste Medio Promedio Ponderado o WACC por sus siglas en inglés


Es importante resaltar, que la única vía para Valorar una Empresa de una manera sensata, es por intermedio de un MODELO FINANCIERO, ya que en el mismo TODAS las variables de stock y flujo están interrelacionadas lo que permite proyectar de una manera dinámica y precisa el estado de resultados, el balance general, y el flujo de caja. Muchas valoraciones al no ser realizadas con un modelo financiero cometen diversos errores.


Errores Comunes en Valoración de Empresas


1. Valorar únicamente en base a los resultados del PyG: Al proyectar únicamente el estado de resultados estamos omitiendo las necesidades de capital que la empresa puede tener al crecer su operación, por lo tanto los flujos no serán reales.


2. Proyectar únicamente basados en porcentajes: Si bien es cierto, la proyección por porcentajes resulta lógica, no es aplicable a una proyección financiera puesto que todas las cuentas de balance se comportan diferente al estado de resultados, y muchas de ellas están en función de otras. Ejemplo: La caja es la resultante de los cambios en capital de trabajo, las inversiones, los financiamientos, los resultados del ejercicio, etc. Por lo tanto proyectarla como un porcentaje de años anteriores es erróneo.


3. No proyectar el Balance General: La proyección de balance general es más compleja que la proyección de un estado de resultados, puesto que se necesita realizar un análisis para vincular cada variable de stock a una de flujo. Es de suma importancia realizar una proyección de balance para conocer los cambios en capital de trabajo, necesarios para la valoración.


4. Errores al calcular la tasa de descuento y el riesgo de la empresa WACC: El cálculo de las tasas de descuento, sobre todo en países en vías de desarrollo, puede resultar más complicado que en países desarrollados, en primera instancia por la información disponible y segundo porque las inversiones en países emergentes son más riesgosas, por lo tanto existen parámetros que deben ser incluidos en el análisis.


5. Errores al prever los flujos esperados: Generalmente este error viene acompañado de las proyecciones de estados de resultados sin balance general, pues no identifican los cambios en las necesidades operativas de fondo.


6. Errores al calcular el valor terminal: Existen varios errores, entre ellos los más importantes son el cálculo equivocado de la tasa de perpetuidad, el cálculo del WACC utilizado para toda la valoración, utilizar información de FCF con inconsistencias.


En AAA somos expertos en el diseño y la elaboración de Modelos Financieros, los cuales contienen proyección de estado de resultados, balance general, capital de trabajo, flujo de caja, valoración por flujos descontados, y múltiplos de EBITDA.


Sigue nuestras publicaciones, donde explicaremos de manera detallada algunos índices o tasas como: el cálculo del WACC en países en vías de desarrollo y con mercado bursátil poco desarrollad. Y otros elementos de análisis financiero como: el capital de trabajo y el flujo de caja.

1 vista
Logo Investment Banking Julio-2020 (6).p

Fundada en 2012, Asesores Advantage Consulting "AAA" es una firma  especializada en desarrollar estrategias de expansión, M&A, obtención de financiamiento alternativo, reestructuración de empresas, y finanzas corporativas dirigidos a cualquier tipo de empresa, sin importar su tamaño y complejidad.

SERVICIOS

  • 60
  • 53
  • 57

ACCESOS

DIRECTOS